jueves, diciembre 27, 2007

te imagino

te imagino
con el fusil en la mano
poniendo una rosa en la punta
y lanzándote al ataque
sin mas balas
q tu corazón.
¡Por el amor!
Gritas.
Mientras las balas zumban a tu alrededor
de repente el silencio
el enemigo derrotado
tan solo
por la sinrazón de tu amor
cae arrodillado suplicando perdón
le abrazas y dices tu ultima oración

1 comentario:

Elena dijo...

Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello,
que en mi juventud me deslumbraba.
Aunque ya nada me pueda devolver la hora
del esplendor en la hierba,
de la gloria en las flores.
No hay que afligirse,
porque la belleza
siempre subsiste en el recuerdo.